¿Qué es la cromoterapia?

La cromoterapia, literalmente es el tratamiento a través de los colores que ya es conocida desde la antigüedad. Los antiguos usaban ambientes o tejidos colorados por la cura de varios malestares.

En qué consiste

La cromopuntura es la aplicación puntual de luz colorada en pequeñas zonas determinadas de la piel, los puntos de acupuntura o los meridianos chinos. Los colores tiene una longitud de onda bien precisa y característica para cada color y esta característica es una forma energética que se puede utilizar adecuadamente. Los colores más usados son los colores principales, o sea el rojo, el azul y el amarillo y los complementarios verde, naranja y violeta, y para las terapias más profundas se utilizan también el turquesa el verde lime el rosa y el púrpura.

Dr. Peter Mandel afirmó que, aplicando sobre los puntos energéticos de la piel una determinada luz colorada, es decir con una determinada longitud de onda, por efecto de la resonancia, se da una información a los órganos de coordinación endocrina del cerebro. Estos, recibiendo las informaciones adecuadas, que faltan por la enfermedad, las envían al cuerpo restableciendo la armonía y así solucionando el desequilibrio o enfermedad.

Esta teoría fue deducida por Dr. Mandel gracias a la observación de los resultados en los pacientes. Unos años después el físico F.A. Popp pudo demostrar científicamente que cada célula viva emite débiles radiaciones de luz llamadas biofotones. Estas vibraciones electromagnéticas constituye un sistema de comunicación intracelular, tanto que el mismo Popp define la luz como el “Lenguaje de las células”.

La cromopuntura así podría ser la terapia que enseña nuevamente al cuerpo como hablar con sigo mismo. La cromopuntura no es una terapia sintomática, o sea no cura la expresión corporal de la enfermedad sino que mira a reequilibrar el disturbio energético de base que ha causado el síntoma. Es una terapia holística que cuida de la persona como en un todo único.

Cuales son sus indicaciones

Las indicaciones son también las características de una medicina integral, es decir todas. Pero pueden tener mayor campo de aplicación en: Los tratamientos de dolor (cefaleas, neuralgias), alergias, asmas, trastornos funcionales (contracturas, dispepsias,) psiquiatría y muy especialmente en el campo de la pediatría por lo limpia y poco cruenta que es.

El Dr. Pagnamenta ha utilizado sus conocimientos de cromoterapia y de los meridianos chinos y ha elaborado una “Terapia prenatal” que consiste en aplicar en los pies tres colores, el violeta en la línea prenatal. El naranja en el meridiano secundario de estómago y el amarillo en el meridiano de vejiga, con el objetivo de “limpiar” los eventuales traumas de la gestación, especialmente.

La cromopuntura así podría ser la terapia que enseña nuevamente al cuerpo como hablar con sigo mismo. La cromopuntura no es una terapia sintomática, o sea no cura la expresión corporal de la enfermedad sino que mira a reequilibrar el disturbio energético de base que ha causado el síntoma. Es una terapia holística que cuida de la persona como en un todo único.